La Náusea (Resumen)

Deja un comentario

La Náusea

Jean Paul Sartre

Obra clave para comprender el existencialismo francés, La Náusea fue publicada en 1938 y se constituyó en la obra que catapultó a Sartre a la fama. A partir de ella no sólo estamos ante uno de los más grandes pensadores del siglo XX sino ante uno de sus mejores literatos.
La obra se abre con una ?advertencia de los editores? en la cual se deja constancia que lo que se va a leer son los diarios de Antoine Roquetin fechados en 1932. Antoine es un joven radicado en Bouville (Francia) luego de haber viajado por Europa Central, África del Norte y Extremo Oriente, que se dedica a concluir una investigación histórica sobre el marqués de Rollebon.
El diario comienza con una hoja sin fecha en la que el protagonista reflexiona sobre el hecho de escribir un diario, de cómo hacerlo y del sentido que puede tener esa tarea. La conclusión es que se escribe para comprender, para comprenderse a sí mismo.
A partir de aquí nos sumergimos en un itinerario existencial fechado y cronometrado en la que el protagonista va consignando sus trabajos y sus días, y también las ideas que surcan su mente. Así entramos en conocimiento de sus preocupaciones, sus alegrías y sus miedos y también de los progresos y estancamientos de su investigación. Asimismo aparecen anotaciones sobre el cuarto de hotel que ocupa, las personas con las que se cruza, el ruido que hacen los tranvías bajo su ventana, etc. Y es a través de todos estos elementos como vamos pudiendo armar de modo progresivo el puzzle de esta vida, una existencia que se desenvuelve en el vacío, en el hastío, en las obsesivas preguntas sin respuesta, en la imposibilidad de relaciones humanas significativas, plagadas de mentiras y mecanismos de defensa o dominación.
Aparecen extraños personajes como el pequeño burgués que también frecuenta la biblioteca pública y que pretende leer todos los libros que hay en ella, y que los va leyendo de acuerdo al orden alfabético de los mismos. Otro personaje bizarro es la empleada de la cafetería que mantiene relaciones sexuales con Antoine, relaciones en las que no media palabra ni muestra de cariño. Pero también son extraños los lugares por donde transita el protagonista, calles nocturnas pobremente iluminadas, cafés vacíos y donde la suciedad se ha instalado de tal modo que los mismos parecen limpios.
El ambiente de la novela es evidentemente onírico o surreal, y del mismo modo que el protagonista está perdido en medio de esa ciudad y de sus búsquedas también nosotros nos perdemos con él y somos invitados a compartir sus pocas certezas y sus muchas preguntas, las cuales se vuelven cada vez más acuciantes. Así es que Sartre nos sitúa de manera indirecta ante la sensación de una vida desperdiciada, ante el sentimiento de hastío, ante la duda, la obsesión y el miedo y ante la pregunta por el sentido y fundamentación de la existencia.
Pregunta que se contesta de dos maneras, por oposición y de manera afirmativa. El primer tipo de respuesta: la vida no encuentra su fundamentación en cualquier tipo de tarea, en el saber, en el sexo, en la amistad, etc. La respuesta afirmativa viene de la mano de la experiencia de la náusea. ¿Qué es la náusea? La experiencia de la total infundamentación de la existencia, de la gratuidad total, de que ?lo esencial es la contingencia?, la existencia no es necesaria en ningún sentido, es un estar ahí de absoluta gratuidad y libertad. Pero esta experiencia es tan radical, es un estar al filo del abismo, que produce náusea. Ninguna necesidad puede explicar la existencia y menos aún condicionarla.

Luego de esta profunda revelación el protagonista se dedica a compenetrarse con ella, a asumirla y extraer sus consecuencias, lo que produce un cambio radical en su mirada hacia el mundo, los otros y sí mismo. Cambio que implica enfrentarse como en un espiral dialéctico a anteriores sentimientos y preguntas. Es imposible escapar a las preguntas e incluso se instala con toda fuerza la aparentemente absurda ¿cuál es el sentido del sin sentido?, ya que la pretensión de justificar la existencia sigue presente. Para Sartre la vida pues se justifica por medio de la consecución de una obra ?bella y dura como el acero? que permita que la gente tome conciencia de su propio modo de vivir.
Sartre hace filosofía por medio de la literatura y literatura por medio de la filosofía, y a través de la vida de Antoine nos hace enfrentarnos con la nuestra. En definitiva: uno de los libros más peligrosos de la tierra.

Fuente: http://goo.gl/CQbkS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

septiembre 2017
L M X J V S D
« Ene    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
A %d blogueros les gusta esto: